Gracias al mundo virtual los chismes, las noticias, los eventos, todo lo que ocurre en nuestro mundo viajan y se propagan a una velocidad increíble. Esto nos hace estar en una constante actualización de las cosas para mantenernos en onda y a la moda. Cambiamos con frecuencia nuestras prendas de vestir y zapatos; nos adaptamos a los nuevos ritmos musicales y adoptamos las nuevas tendencias.

Pero a veces olvidamos que nuestra casa necesita actualizarse y renovarse. Y aunque no vayamos a estar cambiando de muebles y artefactos cada temporada podemos arriesgarnos y optar por una remodelación.

Si tenemos hijos remodelamos sus cuartos y adaptamos la casa a ellos. Entonces al crecer debemos volver a adaptar nuestra casa a nuestro gusto ya que no tendremos niños corriendo por todos lados y es donde vamos a pasar nuestros días hasta el final de nuestra vida.

Así que mientras tengas la fuerza sal y date un gusto por ver tu casa de una forma diferente, mezcla colores, formas y piezas. No te quedes en un concepto cerrado. Si tu pareja te acompaña mejor pues de la mezcla de gustos puede resultar un nuevo estilo y quien quita que terminen ustedes marcando la moda.